En la actualidad nos encontramos con múltiples modelos familiares, entre ellos las familias adoptivas. Desde Alquimia creemos en la mediación como mecanismo para la gestión de situaciones adversas sobrevenidas por el ingreso de un nuevo miembro en la familia, individuo con su historia personal y autonomía previa. El respeto por el necesario período de adaptación para ambas partes, padres e hijos, y de herramientas que posibiliten el encuentro y comunicación entre los que pasan a crear un nuevo núcleo familiar, y por tanto emocional, es base primordial de nuestro trabajo.