La complejidad que presenta a diario la administración y gestión de fincas, determina que los administradores precisen de la ayuda de un personal experto en comunicación y resolución de conflictos vía mediación.

Consideramos factor esencial y preciso a los Administradores de Fincas, como profesionales garantes del cumplimiento y requisitos legales de los derechos y deberes de los vecinos comuneros de un Edificio.